Impotencia ante muerte de niños: trabajadores del J. M. de los Ríos no denuncian crisis por miedo a represalias

hospital-696×391

Impotencia ante muerte de niños: trabajadores del J. M. de los Ríos no denuncian crisis por miedo a represalias

Los trabajadores del hospital J. M. de los Ríos se enfrentan a diario con pacientes que luchan por tener un día más de vida. Algunos han perdido la guerra, destrozando no solo el corazón de sus familiares, sino también el de los profesionales de la salud.

Impotencia, tristeza y miedo son emociones con las que debe lidiar diariamente el personal de enfermería y medicina que labora en el principal hospital infantil de Venezuela.

Le ha tocado ver cómo mueren los niños enfermos por la falta de insumos y medicamentos. También deben enfrentar la penosa situación de tener que decirle a una madre que su hijo voló al cielo, cambiando, en un abrir y cerrar de ojos, el mundo de esa familia.

Caraota Digital se infiltró en J. M. de los Ríos. Habló a escondidas con los profesionales de la salud, mientras milicianos y colectivos afectos al régimen proseguían sus guardias en «resguardo» del hospital.

«Siento impotencia y tristeza porque es ponerme en el lugar de aquella madre que tiene su hijo enfermo. Ver que tienes los conocimientos pero no cuentas con las herramientas o no tienes los insumos necesarios para salvar aquella vida, y que luego se te vaya de las manos. Eso produce esa cantidad de sentimientos», dijo Wuilmar Mora al periodista Luis Olavarrieta.

Aparte de enfermera también es madre. En algunas ocasiones se ha visto obligada a retirarse de un caso al saber que el niño que atiende tiene la misma edad que su hijo. «Más de una vez me he ido en llanto».

«Hay casos de convulsiones y mi bebé recientemente convulsionó. Al ver eso tuve que apartarme y otra enfermera corrió en busca de oxígeno».

En lo que va de mayo, seis niños han muerto en ese centro de salud. Cuatro de ellos se encontraban en una lista de espera para recibir un trasplante de médula ósea. Este tratamiento fue suspendido por la deuda que mantiene la estatal empresa Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) con la institución médica que los realiza en Italia.

Pero la cifra de niños muertos en ese centro podría ser mayor. «Cinco niños pacientes con enfermedades hematológicas murieron. Al igual que pacientes oncológicos. Pero no manejo esa cifra», apuntó Mora.

«Tengo miedo de denunciar»
El médico encargado de la terapia intensiva del J. M. de los Ríos, Vietnam Vera, reconoció que siente miedo de denunciar los casos ante un ente gubernamental.

Sin embargo, acotó que el silencio, ante esta situación, es peor.

«Estar aquí no es fácil. Lo que uno vive no es fácil. Aquí no hay políticos. Cuando uno ve que no puede atenderlos de la manera que se supone que uno fue formado para atenderlo, es difícil. Por eso asumo el riesgo y he salido a las calles, no podemos quedarnos callados. Aunque reconozco que uno se siente impotente porque no hay respuesta de nada», explicó el especialista a Caraota Digital.

Los trabajadores se sienten de manos atadas ante la situación. Han tenido que trabajar sin rayos X ni insumos para diagnósticos.

«Este es un hospital tipo cuatro, cuando antes era reconocido por toda la comunidad internacional».

«Esto es una lucha diaria. Pero todos nos preguntamos ¿cuándo se acabará esta situación?», concluyó.